lunes, 18 de junio de 2012

Pequeña semblanza de un político pueblerino (o no)

Yo no le canto a la luna porque alumbre y nada más ...
Atahualpa Yupanqui - Lunita Tucumana

La verdad es que nadie sabía muy bien cómo, pero siempre terminaba ganando las elecciones. Ocupaba el puesto de intendente desde hacía diez años. La única gestión que había realizado durante sus mandatos fue iluminar un tramo del acceso al pueblo, que casualmente coincidía con la ubicación de su casa de verano. Por eso todos le decíamos Lunita tucumana; porque alumbra y nada más.
La cuestión es que cuando se acercaba la época de elecciones, Lunita empezaba con sus discursos por la radio de frecuencia modulada cuyo dueño era Secretario de Comunicaciones de su gobierno y primo hermano de él. Desde ese espacio - personalmente o a través de sus incondicionales compañeros de fórmula - se ocupaba de pegarle duro y parejo a todos sus oponentes. Jamás se lo escuchó hablar de un proyecto, pero pasaba largas horas hablando de la falta de honestidad de Juan, de la poca credibilidad de Pedro e, inclusive, de las infidelidades de Roberto (si engaña a la madre de sus hijos mire si no lo va a engañar a usted).
Fue memorable aquel debate público donde estaba siendo cuestionado por la desaparición de las partidas enviadas por la provincia para el arreglo de varias escuelas. Sin perder el aplomo se levantó y se retiró del recinto diciendo que cuando viniera gente de su estatura moral a pedir explicaciones las iba a dar, pero que no pensaba gastar un sólo segundo con los delincuentes de la oposición. El aplauso fue ensordecedor. Porque reconozcamos que Lunita tenía razón. Los de la oposición eran unos delincuentes. Y si no lo eran, de tanto escucharlo ya todos lo creíamos.
Y , para ser sinceros, el acceso iluminado se veía precioso. Una pinturita, mire.

56 comentarios:

  1. Bueh!! es que el hecho de que los pueblos sean chicos no es culpa de los intendentes, al final todos son medios parientes y más de uno pariente del que no sabe, pero las vecinas sospechan, y alguien debe ocupar los puestos políticos, no?

    Nos quejamos por todo, hasta de las luces, salvo cuando nos consolamos diciendo que por lo menos hizo eso.

    Si no fuera por que escribís ficciones pensaría de que es la pura realidad.

    Y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ficción. Estoy segura.
      Bueno, no tan segura.
      ¿Es ficción?

      Eliminar
  2. Es tan cercano a la realidad que asusta, por la precision en los personajes
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, es un cuento de terror.

      Eliminar
  3. Me mata cómo relatás, Male! Empecé a identificar el lugar, los personajes, las situaciones... Un sainete fenomenal y bien cercano. Ayyy Diosssss!!! Tan cercano...
    Besos miles, Male!
    P/D: Cuidate de esa gripe "fashion" que te pescaste :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan cercano que ya ni sorprende.

      La "gripe fashion" va aflojando. Ya estoy casi bien. O sea, como siempre. :)

      Eliminar
  4. Y si, no hay duda, es un político...mirá Male, vos sabrás que cuesta mucho diferenciar a un estúpido que suele hacerse pasar por turro, y a un turro que se haga pasar por un estúpido. Pero si algo es dificil es juzgar como corresponde a los políticos.

    Y bueno querida mía que le vamos a hacer, la profundidad de un político nunca, pero nunca, va más allá de la superficie.

    Un beso

    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que es casi imposible juzgar bien a un político, porque si hay algo en lo que se especializa el 99% de ellos es en el arte de hablar y confundir.

      Lamentablemente la profundidad del bolsillo de algunos es infinita.

      Eliminar
  5. El nuestro también arregló la plaza y compró dos patrulleros. Su mayor mérito hasta ahora fue ganar la elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flor de mérito!! ¿Qué más se le puede pedir?

      Eliminar
  6. Yo creo que hay docentes de mierda, médicos de mierda, empleados de mierda, albañiles de mierda, católicos de mierda, judios de mierda, comerciantes de mierda, contadores de mierda, etc. etc. etc., y por eso hay políticos de mierda, o sembtradíos de Lunitas, porque hay demasiada gente de mierda. Claro que también hay de los buenos, porque hay buena gente. La idea de que el político pertenece a una raza que surge del repollo o venido de marte, me parece una simpleza. De hecho, los que han votado a Lunita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie es inocente. Ni el que lo vota, ni ellos. Ellos son menos inocentes, convengamos eso, porque se benefician directamente. Los demás somos culpables por desidia o estupidez.

      Sinceramente, no creo en la bondad de los políticos que llegan a la cima. No subieron escalones, pisaron cabezas. Y si no son mierda, huelen a mierda por la cercanía. Por ejemplo, si el gobernador para obtener unos votos más en ese pueblo apoya a Lunita en la campaña, es cómplice.

      Hay mierda que huele peor que otra, eso es cierto.

      Eliminar
  7. Me recuerda escenas de "La vida de Brian" donde los judios se reunían para sublevarse contra los romanos. Y empiezan a discutir porque uno dice "hicieron un acueducto"..."limpiaron las calles" .....y en forma desopilante de a uno empiezan a alabarlos.
    Excelente relato que bien aplica a un pueblo, a una ciudad, a un país e inclusive al mundo.
    Es cierto lo que opina Darío con la salvedad de no hay "contadores de mierda".....

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima se salvaron los abogados, ché...:-)

      Eliminar
    2. Tampoco hay payasos de mierda. Que yo sepa. Y de payasos sé mucho.

      Besos payasos.

      Eliminar
    3. Es tristemente gracioso. :S
      El "ladrón que hace" o la otra cara de la moneda, el "inepto pero honesto", son figuritas repetidas en nuestro álbum político. Y en el medio nosotros, que no sabemos para dónde disparar.


      Con los abogados pasa más o menos lo mismo que con los políticos. Ahí donde hay un quilombo (laboral, familiar, penal, fiscal, de tránsito ... de cualquier índole) hay un abogado. Y no se puede atravesar un río de mierda y salir con olor a rosas.

      Los payasos cuentan con todo mi apoyo, eso sí.

      Eliminar
  8. no hay como repetir una mentira para transformarla en verdad.
    sobre todo en tiempos en que nadie se toma el trabajo de analizar nada. y repetimos lo que escuchamos sin siquiera digerirlo o pensarlo.
    apurate que ya está marcelito en la tele...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habla, habla, que algo quedará.
      Pasaron los siglos y nos siguen arreglando con pan y circo.

      Eliminar
  9. Aquí tenemos algunos de esos.

    Hay gentes que echan peste de lo corruptos que son los politicos... para luego votarlos mientras estan encausados y les regalan mayorías absolutas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual.
      Y se aplica a los pueblos, a las provincias y a los países. El tema es si hay opción (aclaro que no creo en la anarquía).

      Eliminar
  10. Buenísimo, Male. Ferpecto. Una explicación meridiana, una definición... ferpecta. Tronchante si no fuera tan verdad.

    "Se ocupaba de pegarle duro y parejo a todos sus oponentes. Jamás se lo escuchó hablar de un proyecto, pero pasaba largas horas hablando..."

    En fin, todo el texto es exquisito, además de certero. Ya lo había leído, no? Pero lo disfruté igual otra vez. Eres la bomba, mi querida señorita del mechón rebelde, la mirada sugerente y el gato travieso.

    Y no, no nos representan. Llegará el día en que despertemos todas y les mandemos a la chingada. Ya sabes que por aquí estamos en ello. Cada día... todos los días.

    Besos payasos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes?... me lo llevo a "Sugerencias..."

      Eliminar
    2. Este texto ya lo había publicado en Barra Libre.

      Ay, que triste que sea real. Acá hubo varios movimientos cuyo slogan era "que se vayan todos". Ninguno se fue y los seguimos votando. Pero llegará el día.

      Llevalo donde quieras; es todo tuyo, payaso.


      PD: Y que bueno es verte. Pero eso ya lo sabés, no?

      Eliminar
  11. Oiga, yo creo que el agua que usté toma le hace ver visiones y suplanta cualquier faaaaasooo, pero es que lo de las lucecitas alumbrando su calle de verano y el lunita tucumana es hasta poético, si no fuera porque lo emparenta con la realidad sería un muy buen relato telúrico, mire me ha dejado con la carcajada expuesta y la mandíbula batiente, qué lo tiró!!

    (Grande Malena, aguante la ficción ca--ajo!!! ajjaaj!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el arsénico, che. Pero ya tenemos el estómago y la piel acostumbrados. Hace décadas que prometen tomar medidas, pero se ve que están más ocupados en otras cosas. Además, nosotros no tenemos problemas de falta de agua de fuentes naturales. Es más, nos sobra el agua! Corta las ruta, inunda los campos, inhabilita los caminos rurales. Pero ya harán los canales prometidos en el 87. Hay que darles un tiempito, nomas.
      Además ¿hay algo más poético que el agua corriendo? Ya me imagino las luces de la entrada danzando sobre la superficie mojada del nuevo acceso.

      Ah, cierto que estaba ficcionando.
      Perdón, me dejé llevar.

      Eliminar
  12. Fantástico micro, Malena, que dibuja -con trazos finos- el retrato de casi cualquier político a ambos lados del Atlántico.

    Un relato que fluye desde la primera línea, en el que manejas fantásticamente la ironía crítica, aderezada con las dosis justas de humor que requiere la resignación con que hemos de leerlo.

    Mis aplausos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Por tus palabras acá y allá.

      Eliminar
  13. Excelente, irónico, dotado de una realidad que podemos reconocer a la vuelta de la esquina.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Ah, pero esta historia vos te la afanaste de algún lado o me parece que la escuché en diferentes lugares????!!!!! :))))
    risueña, triste y verdadera.
    Por aquí, tendrías tema para rato, son las musas y los musos de la política. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La saqué del diario local, de uno zonal y de los diarios nacionales. Es más, me ayudaron un par de noticieros de televisión.
      Las musas/os políticos me asustan. Me da miedo que después me terminen coimeando!

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Siiiiiii, lo leí y me encantó. Ahora voy a comentarlo.

      Eliminar
  16. No es mas que un fiel reflejo de lo que conocemos y pasa siempre. La cuestión seria preguntarnos, porque estamos tan cómodos solamente quejándonos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es que nos permitirían hacer algo más que quejarnos? Lamento ser tan escéptica, pero ya no creo en las grandes organizaciones políticas ni creo que dejen crecer a las pequeñas. Pero me sigo quejando, que me van a enterrar pataleando.

      Eliminar
  17. Algún día mereceremos no tener gobiernos, algo así dijo Borges. Mientras tanto, tenemos los que elegimos / permitimos / defendemos / toleramos. "Mentime que me gusta": los hechos parecen confirmarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada pueblo tiene los políticos que se merece. Parte del problema es nuestro escepticismo, del que me hago cargo. Ya no nos metemos, ya no existe la juventud política o politizada, en las escuelas es lamentable la educación en esos aspectos. Resumiendo: nos cagaron, los dejamos, los volvimos a elegir. Gritamos con el corralito a lo loco "que se vayan todos" porque nos habían tocado el culo o el bolsillo (que para nos es lo mismo) y hoy siguen siendo todos los mismos y nada.

      El segundo problema es la falta de opciones, porque la oposición es lamentable. O sea, también son los mismos, pero de la otra cuadra.

      Ojalá tenga razón Georgie y algún día ....

      Eliminar
  18. y... a Lunita lo votaron en todas las elecciones desde hace diez años... todos coincidieron en que "la oposición son todos chorros..."
    siempre me pregunto... y... ¿dónde están los buenos...??
    y, me respondo a mí mismo... "no hay buenos... si los hubiera... podríamos verlos e algún lado..."
    por ahí dijeron que "los políticos no nacen de un repollo..." coincido totalmente... NOSOTROS generamos estos políticos y no otros...
    besos escépticos y desesperanzados

    él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, coincido. Me explayé en el comentario anterior sobre eso.

      Eliminar
    2. Ah, no!!... desesperanzas no!! Aquí el payaso milita en la esperanza. En la esperanza trabajada, eso sí. Tenemos que ir cambiando poco a poco este mundo que hemos hecho tan... mal. Ya sé, ya sé, la lucha es un tostón y cuesta trabajo. Pero la alternativa es... lo que hay.

      Besos payasos... y alegrías.

      Eliminar
  19. Cualquier semejanza con la realidad...
    A veces me pica la nostalgia y recuerdo el regreso de la democracia, allá por el 83 y qué entusiasmados estábamos los jóvenes. Me metí a militar y puse todo, con el tiempo me pegué cada palo... Tengo cada anécdota que debería escribir. Varios de los chicos que militaban conmigo por esas épocas, hoy son parte de esos políticos como el señor del asfalto, otros, no tranzamos y nos retiramos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. caia... yo milité desde 1972 hasta 1977... en la época que queríamos cambiar el mundo... muchos de los que militaron en esa época, son el gobierno y la oposición de hoy...
      ¡¡¡ íbamos a cambiar el mundo...!!!
      no comments...
      besos

      él

      Eliminar
  20. La historia es real, o podría serlo, aunque más me juego a que 'es'.
    Me gustaría destacar la forma en la que está armado el texto, ya que escribir es bastante fácil, pero narrar es MUY difícil.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  21. Hola amiga !! justo lo lei cuando estaba escuchando Pueblo Blanco de Serrat jajajaaj no es coincidencia aunque la cancion se paresca mas a Barrancas donde tambien vivi jajajaaj te quiero besos ( por lo menos se ve cuando entramos al pueblo) Heide en la montaña

    ResponderEliminar
  22. jaja. Buenisimo. Son todos iguales, uno peor que el otro.
    Es mas facil ver lo ajeno que lo proximo.

    creativo como siempre

    abrazo

    petra

    ResponderEliminar
  23. Un garca importante.
    ...
    Pero lo bien que se ve cuando vas entrando de noche al pueblo...

    ResponderEliminar
  24. Que triste que la democracia este tan devaluada... Que triste que se tenga que hablar asi de los politicos...

    Mala cosa, amiga

    Si estos son malos, los "otros", siempre acechantes, son infinitamente peores...

    Un abrazo fuerte, Malena

    ResponderEliminar
  25. Más vale malo conocido que peor por conocer. Y si no hay que preguntarle a la gente de Vicente López que después de casi 15 años cambiaron al Japonés García por un Macri...

    Y así estamos.

    Cuanto menos cambien las cosas, dicen, mejor.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  26. Lo más curiosos del caso, es, que en la mayoría de veces, siendo ellos el problema se proclaman a su vez, la solución. Y no hay otra opción, que votar el que es mierda o el que huele a ella. ¿Cómo limpiar la pocilga? Si desde los medios de comunicación es, casi, la única forma y son, ellos (por sus intereses), los que más la llenan de mierda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Un antiguo intendente de mi ciudad estuvo por un ratito en la presidencia, o sea, pasó de mentirles a sus coterráneos a mentirle al pais entero y le siguieron creyendo... :(
    Anda medio desaparecido el "Cabezón", pero en cualquier momento vuelve a dar el zarpazo.
    Casi real tu ficción Male, "tan" real que todos conocemos algún Lunita...

    Beso

    ResponderEliminar
  28. Me acordé de un relato de Gabo. Eso no es más que le digan a la gente lo que ellos quieren oír, sí, endulzarles el oído, pintarles un paraíso con papelitos, ofreciendo mercados o alumbrando el sendero de los enamorados (entre más atractivo el nombre, mucho mejor). Las elecciones llegan al cielo con las ilusiones del pueblo por el suelo (muy pisoteadas).

    Bella forma de contarlo, un gusto pasar por tu casa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. :( Triste pero cierto... cuánto lunitas tenemos... y los siguen aplaudiendo... y votando...!! :(

    ResponderEliminar
  30. Siempre que llega la época de las elecciones todos los políticos son buenos, una vez en el poder la experiencia demuestra al final nosotros somos los perjudicados.
    que tengas una buena semana.
    saludos.

    ResponderEliminar
  31. jum me parece conocida... que buena entrada.

    ResponderEliminar
  32. muy buena historia, real.. claro y concreto, no hay duda.

    ResponderEliminar